La sentencia de divorcio

La sentencia de divorcio es el documento que pone fin al matrimonio.

Solamente puede dictarse una sentencia por un juzgado. Ya sea el divorcio de mutuo acuerdo o contencioso el documento final será una sentencia dictada por un Juez.

Una sentencia de divorcio no solo la puede dictar un Juzgado de Familia, también puede hacerlo un Juzgado Penal, como lo es el Juzgado sobre la Violencia de la Mujer.

Los divorcios express que se sustancian en una notaría acaban en una escritura pública.

Ya sea por una sentencia judicial o por una escritura, los efectos de ambos documentos son idénticos.

La diferencia fundamental es que una sentencia de divorcio es susceptible de ser recurrida en apelación ante la Audiencia Provincial. Las escrituras no son recurribles, de ahí que todas las escrituras de divorcio notarial son amistosas o de mutuo acuerdo.

Toda sentencia de divorcio tiene un número de proceso, es su «DNI», y es fundamental para identificar el procedimiento.

Es vital para el letrado este número pues con él podrá rápidamente acceder al expediente en el juzgado, recurrirlo, pedir la ejecución de la sentencia, pedir una modificación de medidas, etc…

Además de esa numeración también se indica si el divorcio es de mutuo acuerdo o es contencioso.

También aparece en el encabezamiento los datos de los contendientes o «participantes» así como sus representaciones legales (procuradores) y abogados.

Antecedentes de hecho

Se trata de un resumen que realiza el Juez de lo que piden unos y contestan otros, indicando las pruebas con las que intentan demostrar sus pretensiones, y otra información relevante que contiene la demanda, la contestación de la demanda (y en su caso, reconvención).

Este relato no tiene porqué ser minucioso, simplemente se incorporarán a él aquellos datos importantes del proceso.

Fundamentos de derecho

El Juez, en este apartado, en base a la legislación aplicable y a la jurisprudencia, sobre todo del Tribunal Supremo, ira desgranando las peticiones de las partes para ir dando respuesta a las mismas, teniendo muy en consideración todo lo que haya pasado en el juicio, es decir, el resultado de las pruebas practicadas, los informes incorporados a la causa, testigos, peritos, etc…

Fallo de la sentencia de divorcio

Es lo más importante de la sentencia, lo que primero lee el abogado.

Es la decisión final, donde se otorgan custodias, se fijan pensiones alimenticias, se estiman demandas parciales o totales, se establecen patrias potestades, etc…

Este pequeño párrafo de la sentencia, sobre todo en los divorcios contenciosos, puede ser el alivio para unos y el desconsuelo para otros.

En muchos casos, el resultado final no complace ni a unos ni a otros, por eso es tan importante intentar negociar una separación de forma amistosa.

Nadie sabe lo que puede pasar en un juicio. 

El Juez puede pedir modificar el Convenio Regulador

Puede pasar, si el divorcio es amistoso, que la sentencia no apruebe el convenio regulador propuesto, o solo lo haga en parte.

En ese caso,el Juez da a las  partes un plazo de 10 días para modificar aquello que no aprueba.

A los tres días de presentada la modificación, o pasados los 10 días sin presentar nada, el Juez resolverá lo que proceda mediante auto. 

Suele ser habitual sobre todo en la cláusula de pensión de alimentos, al considerarla insuficiente.

× Contacto WhatsApp