Si has decidido tomar el paso de divorciarte tienes varias formas de hacerlo.

Simplificando mucho las cosas, las dos opciones son, por las buenas o por las malas.

Por las buenas, todo será más fácil, hablamos entonces del divorcio express, también llamado de mutuo acuerdo o amistoso.

Por las malas, la cosa cambia, hablamos de un divorcio contencioso, habrá un juicio y cada cónyuge, a través de su abogado expondrá lo que corresponda.

Bien, pero ¿qué pasa si un cónyuge quiere el divorcio y desconoce dónde está el otro?

Se suele decir que el cónyuge se encuentra en paradero desconocido.

Es muy frecuente que las parejas discutan y fruto de ese desencuentro uno de ellos se vaya del domicilio familiar.

Pasa el tiempo y no sabemos nada de él/ella.

Pasan los meses y ya rehiciste tu vida de nuevo, tienes una pareja nueva y suenan campanas de boda, pero…. no puedes!!

Sigues vinculada/o a tu marido/mujer.

Es imposible casarte de nuevo y necesitas el divorcio.

Perdiste su contacto o ni tan siquiera te interesa ponerte en contacto con esa persona porque la relación acabó de mala manera. ¿Qué hacer?

No importa, puedes divorciarte, pero por la segunda opción, por las malas.

Por las buenas hubiera sido más fácil, más barato y más rápido, pero no puede ser. Incluso lo podrías hacer a través del divorcio notarial.

Tendrás que contratar los servicios de un abogado de familia y un procurador (del procurador se encarga el abogado).

Tu letrado presentará una demanda de divorcio que irá frmada por ambos profesionales.

¿Dónde presentar la demanda? Fácil, si resides en Madrid, en los juzgados de Madrid, si resides en Alcalá de Henares, en los juzgados de Alcalá de Henares.

Todo vendrá determinado por tu empadronamiento.

No obstante debes saber que si te casaste fuera de España, debes tener registrado tu matrimonio en España, es decir, inscrito en el Registro Civil para luego poder pedir la separación legal.

Una vez inscrito tu matrimonio, tu estado civil cambia, cambió cuando te casaste y cambiará cuando te divorcies.

Evidentemente en la demanda debes indicar los datos de tu marido/mujer pero sin poner ningún domicilio porque no lo sabes.

El juzgado lo que hará será buscar en sus bases de datos lanzando oficios a la Policía, al Ayuntamiento, a catastro, a hacienda, intentando encontrar un domicilio donde enviar la demanda de divorcio que has presentado.

Eso va a llevar un tiempo por lo que en unos meses habrá que estar a ver si averigüan dónde está. Se solicita al juzgado por tanto la averiguación del domicilio de tu marido/mujer.

Solo se buscará a tu cónyuge en España, si está en el extranjero no se le buscará salvo que tu indiques su dirección exacta.

¿Y si no saben dónde está?

Sencillo, se publicará la demanda de divorcio en el tablón de anuncios del juzgado en un edicto. Tu letrado lo pedirá conforme al  artículo 164 de la Ley de Enjuciamiento Civil.

¿Qué pasa si no lo encuentran?

Si no lo encuentran el proceso de divorcio no se paraliza, se solicita que se publique por edictos en el juzgado por 20 días.

Cumplido el plazo tu cónyuge está en rebeldía procesal y se señala fecha para el juicio de divorcio. 

¿Y si no lo encuentran nunca?
Si no hay manera de encontrar a tu cónyuge, el juez lo declara en rebeldía procesal, se fija fecha para juicio y se estima íntegramente tu demanda de divorcio.

Se va a celebrar un juicio al que asistiréis 4 o 5 personas (si no hay hijos menores en el matrimonio).

El juez, un funcionario del juez, tu abogado, tu procurador y tu.

La otra parte no se sabe dónde está y el juez la habrá declarado en rebeldía procesal y se dictará sentencia por el que se estima tu integramente.

El Juez considera que nada tiene que decir y que se allana a lo solicitado por tu abogado.

Call Now Button
×