Me han cambiado la cerradura de mi casa

Estoy casado/o o tengo parja estable, vivimos juntos, pero nos hemos peleado.

Quiero cambiar la cerradura de mi casa para que no entre mi novio/marido ¿puedo?

¿Como algún delito? ¿Y si ya me he divorciado?

Qué pasa con las pertenencias del que se queda fuera?

Son muchos los divorcios donde existe una vivienda común.

Tampoco hace falta una separación para que exista un piso compartido con tu pareja.

Si tienes pareja, habéis discutido y la cosa no pinta bien, soluciones pueden ser:

  1. Estar en habitaciones separadas, compartiendo cocina, salón y baño.
  2. Volver a casa de tus padres
  3. Alquilarte una nueva vivienda, pero en muchos casos, esta opción está descartada.

Otra opción puede ser cambiar la cerradura y dejar a tu ex en la calle, así de simple.

Si en el matrimonio o en una pareja se discute y uno de ellos se va de casa, el otro puede aprovechar y llamar a un cerrajero para que proceda al cambio de cerradura y así evitar que el marido o la mujer vuelvan a entrar al domicilio.

Entiéndase de que nos referimos a parejas que no han “roto” definitivamente su vínculo cónyugal y cada cual rehizo su vida por su lado.

Hablamos de un “calentón” donde uno se va y el otro dice “hasa aquí hemos llegado, ya no entras en la casa”, y lo hace sin avisar.

¿Cómo hay que actuar?

El primer paso es ver la situación legal del piso y el segundo si existe una sentencia de divorcio donde se dice qué va a pasar con el uso de la vivienda.

Con sentencia de divorcio

Si la pareja ya pasó por un juzgado de familia como consecuencia de una separación contenciosa o de mutuo acuerdo lo normal es que se diga en la misma a quién se atribuye el uso y disfrute del piso.

El usufructuario puede entonces cambiar sin problema la cerradura de la puerta si quiere hacerlo y sin necesidad de pedir permiso a su ex.

La otra parte ya no podrá entrar más en la vivienda sin el consentimiento de quien la habita.

Si dejaste cosas personales y quieres retirarlas tienes dos opciones, o que tu pareja te deje, o, en caso contrario, solicitar al juez permiso para hacerlo.

Sin sentencia de divorcio

Si no tenéis sentencia de divorcio o auto de medidas nada se puede hacer al respecto.

Ni uno ni otro pueden impedir que se entre a la casa.

Si uno de ellos quiere cambiar la cerradura de la puerta y dejar al otro en la calle, el que se queda fuera le podrá denunciar por un delito de coacciones.

La pena puede llegar hasta los 3 años de prisión.

La denuncia la puedes poner directamente en el juzgado o en cualquier comisaría.

El que, sin estar legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados.

Por tanto si cambias la cerradura cometes delito.

Pero no siempre el juez entenderá que existe delito, pues se tendrá en cuenta las circunstancias de cada caso para ver si existe coacción o hay razones de peso para cambiar la cserradura. 

No será igual dejar en la calle al marido tras un calentón, que dejar sin entrar al marido que ya se mudó hace uno días a otro apartamento.

Por tanto quien discute en pareja y se va a la oficina, a la obra, a  trabajar en definitiva y a su vuelta no puede entrar porque cambiaron la cerradura podrá denunciar los hechos y seguramente ganará el juicio porque se le prohíbe entrar en su casa.

Pero si alquien se fue para irse a vivir a otro lado no puede querer volver cuando quiera y entrometerse en la intimidad del otro, ya no es su hogar por que así lo quiso en su día.

En ese caso no existe coacción alguna, solo se protege la intimidad y no habrá delito.

Si el motivo del cambio de cerradura es por seguridad, tampoco habrá delito de coacciones.

Por ejemplo por un robo en el domilio o intento de ocupar la casa ilegalmente.

Un cónyuge puede cambiar la cerradura sin avisar al otro siquiera.

Tampoco en casos de malos tratos o violencia de género.

Enseres personales

Si el cambio de cerradura se ha producido y tienes todas tus pertenencias y enseres personales dentro tienes que solicitar al juez que te deje entrar para retirarlos.

Tu ropa, tus herramientas de trabajo, tus recuerdos, tus libros, tus ordenadores, tus documentos importantes…

Deja un comentario

×