Sextorsion

Sextorsion
5 (100%) 5 vote[s]
sextorsion.abogados.madrid

La sextorsión es un chantaje sexual, el ciberdelincuente dispone de fotografías y/o vídeos de carácter sexual del usuario que ha obtenido previamente, y les amenazan o coaccionan con publicarlo en internet y/o en las redes sociales a menos que la víctima le pague una cantidad de dinero, o bien le compele a realizar determinados favores sexuales o a enviarle más contenido sexual.

Este chantaje se realiza por internet, para asegurarse una entidad anónima.

Los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado estiman que hasta un 70% de estos delitos no se denuncian, la razón es muy sencilla, las víctimas tienen vergüenza de que sus fotos o vídeos íntimos se publiquen en las redes sociales lo que hace que éstas intenten pactar con los extorsionadores, y este es el motivo que hace que este tipo de delito no sólo no disminuya, sino que se acentúe con el paso del tiempo.

Es muy habitual que estos criminales, estudien tus hábitos y, si piensan que tienes una determinada solvencia económica, pidan una cantidad “asumible” con la promesa de que te dejarán en paz, pero nada más lejos de la realidad, a los pocos días volverán a pedir otra suma, esta vez, más elevada. Intentan exprimir la agonía de la víctima todo lo que pueden.

El miedo de la víctima a exponer su vida íntima es la guarida de estos criminales.

Los criminales consiguen las fotos y los vídeos desus víctimas de varios modos:

–    A través de un spyware en el pc o smartphone de la víctima de tal forma que pueda controlar la webcam.

–    La propia víctima, con técnicas de phishing, descarga un malware que le robe las fotos y los vídeos del ordenador.

–    El criminal roba físicamente el móvil o el portátil haciéndose con los datos.

Existen varios tipos de sextorsion:

  1. La que se realiza por ex parejas, conocidos o bien por personas ajenas a nuestro círculo más próximo.
  2. La que se hace a niños menores o bien a adultos.
  3. La que tiene por objeto un abuso sexual, explotación pornográfica o para pedir dinero a cambio.
  4. La que se realiza como consecuencia de obtener material fotográfico de dispositivos tecnológicos mediante virus
  5. La que se hace a través de vídeos o fotos que se obtienen durante una relación sentimental.

Qué tienes que hacer si eres víctima de una sextorsión

  1. Informa a la policía o a la Guardia Civil: Es un paso complicado pero necesario, la otra alternativa es acceder a su juego.
  2. No te dejes chantajear: Si pagas, seguramente te pedirán más dinero, y muy probablemente publicarán el contenido en internet.
  3. No vuelvas a contactar con los delincuentes: salvo que la policía te indique lo contrario, elimina todo contacto, no sin antes guardar las conversaciones mantenidas.
  4. Temporalmente no seas activo en internet: Deja pasar el tiempo
  5. Evita fotos con tu cara. Si practicas sexting, evita enviar fotografías y videos con tu rostro o algún rasgo identificable como pueden ser tatuajes.
  6. Almacena las pruebas: Hay que guardarse la vergüenza y disponer de todas las pruebas, fotos, vídeos, conversaciones, capturas de pantalla
  7. Elimina malware. Aseguráte de que no tienes ningún software malicioso, pasa un antivirus, y, si es necesario, cambia de ordenador.
  8. Cambia todas tus contraseñas de tu smartphone, tablet, portátil, ordenador.
  9. Elimina de tu móvil todo archivo con contenido sexual.

 

El Tribunal Supremo, ya ha impuesto su primera condena por sextorsión,  22 años y 7 meses de prisión por delitos continuados de abusos sexuales por internet  y amenazas a una persona que chantajeó por la red a 5 chichas para que realizaran actos sexuales delante de él con una cámara web, tras acceder a archivos personales (fotos y vídeos íntimos) de las víctimas mediante un malware o virus informático.

Sentencia TS, Sala de lo Penal, Nº 377/2018, Rec 10036/2018, de 23-07-2018

Sexting

Sexting es una práctica habitual de unos años a esta parte y consiste en hacerse fotos, vídeos o audios íntimos o contenido sexual explícito, o dejar que lo haga otra persona.

La palabra proviene del acrónimo de los términos anglosajones «sex» (sexo) y «texting» (envío de mensajes).

Como consecuencia de la excesiva confianza o inmadurez de los usuarios, se comparten ciertas imágenes comprometedoras, como desnudos, posiciones insinuantes etc…

La clave es que todo es material que de ninguna manera te gustaría que saliera a la luz en internet, se envía de manera voluntaria a una persona que puede luego reenviarla o difundirlas sin tu consentimiento (delito de descubrimiento y revelación de secretos)

Esta moda puede causar graves daños psicológicos a las personas, pues casi nunca conocen el destino final de sus fotos, audios y vídeos íntimos.

Deja un comentario

× Contacto WhatsApp