Difundir conversaciones privadas es delito

Si piensas que tu pareja te engaña y quieres espiar sus conversaciones privadas de facebook, whatsapp, etc, ten mucho cuidado porque puedes acabar en prisión.

Te voy a mostrar un ejemplo real:

Una mujer sospechaba que su novio le era infiel, pero no tenía pruebas y quiso averiguarlo.

¿Cómo? Fácil, espiando su facebook.

Entró su su perfil en la red social y descubrió lo que se temía. Tenía una amante secreta y leyó todas sus conversaciones erótico/sexuales.

Pero como quería tener la “prueba del delito” hizo un pantallazo de la conversación y la compartío por whatsapp en un grupo que tenía con dos amigas.

También se lo envió a otro contacto por Facebook.

Lo que opinan nuestros clientes de JR Abogados

JR Abogados
4.9
Based on 37 reviews
powered by Google
Enrique Sanjose Hernandez
Enrique Sanjose Hernandez
17:12 16 Nov 20
Profesional excepcional. Trato muy humano que sabe tranquilizar (Como fue mi caso) y explicar eficazmente todos los pasos judiciales. Supo obtener un acuerdo muy safistifactorio. Mi gratitud y mi recomendación más sincera. Gracias José Ramón.
Juan Jose Gonzalez
Juan Jose Gonzalez
12:03 07 Nov 20
José Ramón me a llevado un caso de okupas en un piso de mis padres y la verdad que es un gran profesional y mucho más como persona, me ha tenido en todo momento informado y con las cosas muy claras. Recomiendo a este gran Profesional y yo si lo... tuviera que necesitar me pondría otra vez en sus manos.leer más
María del Carmen Zarzosa Diez
María del Carmen Zarzosa Diez
18:09 05 Nov 20
Respuesta rápida tanto telefónicamente como por WhatsApp, conversaciones cómodas imparciales en la escucha por parte del letrado, una clara exposición de respuesta y soluciones por parte del mismo.El trato personal excelente, te hace sentir... tranquil@, la rapidez de los trámites ágiles, precio calidad inmejorable, sin presiones.Resumiendo un profesional en su trabajo y una persona sensible y realista.Sin duda recomendable.leer más
Juan José Gámiz Cadenas
Juan José Gámiz Cadenas
19:21 12 Oct 20
Desde el primer momento que lo contacte para saber de sus servicio me explico claramente cómo iba a ser el proceso y que pasos había que seguir. En todo momento me sentí muy bien asesorado ante cualquier duda que tenía. Además de tener un trato... humano y cercano. Lo recomiendo totalmenteleer más
Pablo Gil
Pablo Gil
13:57 28 Sep 20
Un profesional impecable, agradable, atento, te explica todo con pelos y señales... Me llevó un caso y me pareció increíble. Desde el minuto uno me informó de todo y le estoy muy agradecido por el resultado obtenido. De 10!!!
Ver todos los comentarios

¿Qué paso en el juzgado?

Fue condenada por el Juzgado Penal a una pena de prisión de 2 años por leer sus conversaciones privadas y por hacer una captura de pantalla y compartirla con terceras personas.

La Audiencia Provincial confirmó la sentencia por un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

La mujer recurrió y diciendo que se vulneró su presunción de inocencia ya que, según ella, su entonces pareja consiguió de forma ilegal el pantallazo de la conversación que ella misma hizo, pues accedió a su móvil para comprobar que ella le había espiado. 

También alegó que su ex no tenía pruebas contra ella y pidió una atenuante de enajenación que no se tuvo en cuenta por el juez.

¿Qué dijo el novio?

También recurrió la sentencia, y solicitó a la Audiencia que subiera la pena a 4 años de cárcel al considerar la agravante de parentesco (llevaban 5 años de pareja).

También pidió una pena de alejamiento y prohibirla comunicarse con él, además de una indemnización de 12.000 € por daños.

Al final, ¿qué dijo la Audiencia?

  1. No se vulneró la presunción de inocencia de la mujer, ya que se acreditó la conversación “íntima y muy personal”, que hizo una captura de pantalla y la difundió. Además en instrucción la declaración de la condenada, de sus testigos y de su prueba documental, quedan acreditados los hechos.
  2. El juzgado si apreció “dolo”, ya que apoderarse de las conversaciones de su novio implica reflexión.
  3. No apreció la atenuante de enajenación mental.
  4. Al Audiencia no subió la pena a los 4 años como pedía el novio ya que en el momento de los hechos “iban y venían”, no convivían juntos y, por tanto no había estabilidad.

Al final, la mujer fue condenada a pena de prisión de 2 años y le prohibieron acercase a su ex novio a menos de 100 metros los próximos 3 años.

Call Now Button
×