Delito penal de impago de pensión de alimentos

Para incurrir en este delito, recordemos no pagar durante dos meses seguidos la pensión de alimentos de los menores de edad (o mayores si así lo establece la sentencia) o bien cuatro meses no consecutivos necesita que se den dos requisitos:

El primero, es que debe existir una sentencia o decreto previo proceso de separación o divorcio (están incluidas también las parejas de hecho al ser el proceso el mismo), donde se fije un pago mensual del cónyuge no custodio a favor de sus hijos, siendo éstos considerados acreedores frente al obligado al pago.

El segundo, es que incumpla su obligación, es decir, que no abone la pensión establecida.

Por lo tanto, se establece un dolo en la conducta del deudor (no abonar la pensión), cuando está obligado a ello, por lo que la norma penal castiga al que pudiendo pagar la pensión de alimentos a sus hijos, no lo hace de manera intencionada, pues teniendo “posibles” para poder pagar la pensión de alimentos no lo hace.

En el proceso penal será la acusación quien tendrá que probar que el deudor no paga porque no quiere, aun teniendo bienes y patrimonio, por tanto, si el que está obligado al pago no lo hace porque no puede, no estamos hablando de un delito de impago de pensiones alimenticias.

Deja un comentario