Contenido

Rate this post

Qué es el delito de robo

El delito de robo es uno de los más comunes en los juzgados penales y de instrucción.

Mucha gente lo confunde con el delito de hurto.

La diferencia es muy simple.

En un robo, el delincuente ejerce violencia o intimidación contra una persona, o bien, actúa con fuerza en las cosas.

En un hurto, no se dan estas características, no hay violencia, ni intimidación ni fuerza.

Por ejemplo, si te roban la cartera en el metro de Madrid, y no te das cuenta, es un hurto.

Pero si te roban la cartera a punta de navaja es un robo.

Por eso el robo, se castiga más duramente que el hurto.

El robo es un delito grave en España que consiste en la apropiación de bienes ajenos mediante el uso de la fuerza, la violencia o la intimidación.

Según el Código Penal, el robo se define como el acto de tomar la propiedad de otra persona sin su consentimiento y con el uso de violencia o intimidación.

El delito de robo se puede categorizar en dos tipos principales: violento y no violento.

El robo violento implica el uso de la fuerza o la violencia, mientras que el robo no violento no. Además, el robo se puede clasificar como armado o desarmado, dependiendo de si se usó un arma durante la comisión del delito .

Las penas por condenas por robo en España varían en función de la gravedad del delito.

El robo con fuerza, que implica el uso de violencia o intimidación, se sanciona con una pena de prisión de uno a tres años.

Si el robo resulta en lesiones graves, el delincuente puede enfrentar una pena de prisión de dos a cinco años. Para el robo a mano armada, las penas son mucho más severas, con una posible cadena perpetua para los delincuentes por primera vez que roban a alguien mayor de 60 años.

Es importante diferenciar entre los diversos tipos de robo, incluidos los violentos y no violentos, así como los armados y desarmados, ya que esto puede afectar la severidad del castigo.

Aquellos que enfrentan cargos por robo deben buscar la asistencia de un abogado defensor penal calificado para ayudarlos a navegar el sistema legal y proteger sus derechos.

Delito de robo en el Código Penal

En el derecho penal español hay dos tipos de robos.

El robo básico y robo agravado y depende si se roba con fuerza en las cosas o con violencia en las personas.

Si hay fuerza en las cosas tenemos este reproche penal:

  • Para el tipo básico de 1 a 3 años de prisión.
  • Para el tipo agravado, de 2 a 5 años a la sombra.

Si hay violencia en las personas (o intimidación):

  • Para el tipo básico de robo de 2 a 5 años entre rejas.
  • Para el tipo agravado de robo de 3,5 a 5 años de cárcel.

El delito de robo con violencia o intimidación

El robo más castigado penalmente es aquel donde existe fuerza en las cosas o violencia o intimidación. La pena puede llegar a los 5 años en prisión.

Lo contempla el artículo 237 del Código Penal

«Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o bien violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren»

No es lo mismo una cosa que la otra, es decir, no hay que confundir un robo con fuerza en las cosas que un robo con intimidación o violencia en las personas

Pena agravada al robar en casa habitada

El artículo 242.1 del Código Penal castiga el robo con violencia o intimidación en las personas con cárcel de 2 a 5 años, eso sin contar con otros actos susceptibles de ser castigados penalmente.

Además, hay penas agravadas para el robo con violencia por ejemplo:

  1. En robo en casa donde viven sus ocupantes, en locales públicos. En ese caso la pena será de cárcel de 3 años y 6 meses a 5 años. Artículo 242.2 CP

Robar con armas u objetos peligrosos

Si el ladrón usa armas u objetos peligrosos, como una navaja, un machete, un bate de beisbol, las penas se impondrán en su mitad superior.

Por tanto el castigo irá de prisión de 3 años y 6 meses a los 5 años.

Da igual que las armas se usen para cometer el delito, o para huir, o para usarlas contra quienes acudan en auxilio de la víctima.

Si el arma se usa en una casa donde residen sus ocupantes la pena mínima puede ser de 4 años y 3 meses a 5 años.

La casa habitada

Cualquier lugar que sea la morada de una persona es una casa habitada.

Da igual que en el momento del robo no se encuentren en su casa. Por ejemplo porque se fueran de fin de semana a la playa.

Además, cualquier patio, garaje y sitios cercados y contíguos al edificio que comuniquen interiormente con él, son considerados dependencias de la casa habitada.

En todo caso, si se considera que la violencia o intimidación no es de una magnitud elevada, la pena puede ser inferior. Se regula en el 242.4 CP.

Características del robo con fuerza en las cosas

  1. La fuerza tiene que usarse para acceder o abandonar el lugar donde se encuentren las cosas.
  2. Tipos de fuerza en las cosas
  • Escalamiento.
  • Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • Romper de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzar cerraduras o descubrir de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • Usar de llaves falsas. Se consideran llaves las tarjetas, magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia y cualquier otro utensilio tecnológico de eficacia similar.
  • Inutilizar alarmas

La fuerza en las cosas no tiene por qué darse antes de robar, puede ser después de cometer el delito.

Por ejemplo un caco entra en una tienda, no rompe nada, se esconde, y cuando no hay nadie sale, roba y tiene que romper la puerta para huir.

La pena es prisión de 1 a 3 años por robar con fuerza en las cosas. Artículo 240 CP.

El robo es un problema importante en España, con estadísticas recientes que revelan el alcance del problema. Según informes recientes, se producen aproximadamente 340 robos al día en viviendas de toda España, además de 2.228 hurtos y 133 vehículos robados.

Sin embargo, aún no se han publicado los datos oficiales sobre delitos, lo que dificulta la obtención de estadísticas precisas sobre las tasas de robos en el país.

A pesar de esto, está claro que el robo sigue siendo una preocupación importante tanto para los ciudadanos como para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Las tendencias en las tasas de robo varían entre las diferentes regiones de España. Las Islas Baleares, Gerona y Barcelona tienen las tasas de criminalidad más altas del país, con tasas de 39,57, 37,14 y 37,03, respectivamente.

Los delitos relacionados con el tráfico de drogas y los robos con violencia también han experimentado un incremento en los últimos años.

Sin embargo, cabe señalar que España mantiene una tasa de criminalidad relativamente baja en comparación con otros países europeos.

Varios factores contribuyen a la incidencia del robo en España.

Un factor importante es la falta de recursos destinados a la aplicación de la ley, lo que dificulta la resolución de estos delitos.

Además, solo el 10 % de los asaltos con robo se consideran “profesionales”, lo que significa que la mayoría de estos delitos son oportunistas en lugar de planeados.

También es importante señalar que existen diferencias legales entre robo y hurto en España, siendo el robo un delito más grave que implica el uso de la fuerza o la violencia.

En general, si bien las tasas de robo siguen siendo una preocupación en España, se están realizando esfuerzos para abordar el problema y mejorar la seguridad pública.

Call Now Button