Circunstancias agravantes

Nuestro Código Penal contempla numerosas conductas que se encuentran tipificadas en el mismo y por tanto constituyen delitos que llevan aparejados distintas sanciones.

Sin embargo, es importante entender que, a pesar de realizar el mismo delito, no siempre se aplica la misma sanción, pues ello depende de distintas circunstancias. 

La forma en la que funciona el Derecho Penal en nuestro ordenamiento es a través de la aplicación de los denominados agravantes y atenuantes sobre una determinada pena.

La razón de ello surge de la idea de que una conducta no es igual de grave en todos los casos, pues en cada particular supuesto se producen circunstancias diferentes que hacen que un hecho sea más o menos grave. 

Atenuantes y agravantes

Las circunstancias atenuantes son aquellas que conllevan la rebaja de la pena, pues se ha producido un determinado hecho que hace que el delito en sí sea menos grave.

Por ejemplo, el delito de homicidio es menos grave si se ha cometido bajo los efectos del alcohol que si se ha cometido estando totalmente sobrio.

Por su parte, las circunstancias agravantes, en las que nos centraremos en el presente artículo, son aquellas que agravan la pena de un determinado delito porque éste ha sido cometido en unas circunstancias que lo hacen más severo. 

En nuestro Código Penal podemos diferenciar las circunstancias agravantes específicas de las genéricas.

Las específicas son aquellas que se refieren a cada delito en particular, y aparecen siempre en el artículo que regula tal delito o en los posteriores.

Así, la pena prevista para el delito de lesiones aumenta (se agrava) si la víctima es menor de catorce años, porque es una circunstancia agravante específica de tal delito. 

Agravantes genéricas

Las circunstancias agravantes genéricas, por su parte, son aquellas que pueden ser aplicadas para todos los delitos contenidos en el Código, y se encuentran numeradas en su artículo 22. 

En primer lugar, coincide con el agravante específico del homicidio el agravante genérico de cometer un delito con alevosía.

La alevosía es sinónimo de indefensión, de forma que quien comete el delito está seguro de consumarlo, pues la víctima no tiene posibilidad de defenderse.

Por ejemplo, cometo un homicidio con alevosía si disparo a la víctima por la espalda, sin permitirle huir o defenderse. 

La segunda circunstancia agravante genérica se refiere a cometer un delito utilizando disfraz (por ejemplo con un pasamontañas), con abuso de superioridad o aprovechando la situación de la debilidad de la víctima.

Esta segunda circunstancia castiga a quien comete un delito con abuso de poder. 

Lo que opinan nuestros clientes de JR Abogados

JR Abogados
4.9
Basado en 49 opiniones
powered by Google
Alex García
Alex García
19:44 24 Mar 21
Gran gestión del problema y excelente trabajo. Sin duda se percibe profesionalidad desde el primer momento. Siempre agradecido.
Sarita Garcia
Sarita Garcia
13:57 09 Mar 21
Excelente profesional, José Ramón en mi procedimiento ha realizado un trabajo impecable, ha conseguido más de lo que en un momento pedíamos.Sabe aconsejar lo que es mejor para el cliente y empatizar con el durante todo el proceso, ha entendiendo... mis circunstancias personales en todo momento teniendo una paciencia considerable conmigo, lo recomiendo el 100%leer más
Javier Alber
Javier Alber
12:24 04 Mar 21
Qué gran ayuda la de "JR Abogados". En momentos de angustia y dificultad, ha sido un placer contar con vosotros. Mil gracias!!!
Doris Gonzalez
Doris Gonzalez
13:59 23 Feb 21
Excelente profesional en la calidad de defensa demuestra interés por el clienteJosé Ramón se merece más de 5 estrellas es muy amable y atento con su laborLo recomiendo excelente persona
Guillermo May Morante
Guillermo May Morante
10:34 19 Feb 21
El trato y la calidad humana son cualidades que se están perdiendo en la sociedad actual.José Ramón ha hecho fácil lo que parecía difícil, ayudándome enormemente en mi circunstancia personal y consiguiendo objetivos por encima de las... expectativas.Sin duda, un profesional a valorar muy positivamente.No le doy 6 estrellas porque no se puede.leer más
Mauricio Odovaine
Mauricio Odovaine
03:13 18 Feb 21
Un servicio muy atento y profesional. Mi caso implicaba la complejidad de ser tramitado a través de un juzgado en pleno pico de infecciones por COVID, unido a la necesidad de documentación adicional requerida por otro país de la UE. El equipo de JR... nos guió y apoyo a través de todo el proceso, el cual se ha resuelto con un nivel de esfuerzo muy bajo por nuestra parte. Lo recomiendo, y volvería a contar con sus servicios si fuera necesario.leer más
Manuel Martos
Manuel Martos
18:59 10 Feb 21
Muy amable y profesional. Lo recomiendo totalmente.
Enrique Sanjose Hernandez
Enrique Sanjose Hernandez
17:12 16 Nov 20
Profesional excepcional. Trato muy humano que sabe tranquilizar (Como fue mi caso) y explicar eficazmente todos los pasos judiciales. Supo obtener un acuerdo muy safistifactorio. Mi gratitud y mi recomendación más sincera. Gracias José Ramón.
Juan Jose Gonzalez
Juan Jose Gonzalez
12:03 07 Nov 20
José Ramón me a llevado un caso de okupas en un piso de mis padres y la verdad que es un gran profesional y mucho más como persona, me ha tenido en todo momento informado y con las cosas muy claras. Recomiendo a este gran Profesional y yo si lo... tuviera que necesitar me pondría otra vez en sus manos.leer más
María del Carmen Zarzosa Diez
María del Carmen Zarzosa Diez
18:09 05 Nov 20
Respuesta rápida tanto telefónicamente como por WhatsApp, conversaciones cómodas imparciales en la escucha por parte del letrado, una clara exposición de respuesta y soluciones por parte del mismo.El trato personal excelente, te hace sentir... tranquil@, la rapidez de los trámites ágiles, precio calidad inmejorable, sin presiones.Resumiendo un profesional en su trabajo y una persona sensible y realista.Sin duda recomendable.leer más
Juan José Gámiz Cadenas
Juan José Gámiz Cadenas
19:21 12 Oct 20
Desde el primer momento que lo contacte para saber de sus servicio me explico claramente cómo iba a ser el proceso y que pasos había que seguir. En todo momento me sentí muy bien asesorado ante cualquier duda que tenía. Además de tener un trato... humano y cercano. Lo recomiendo totalmenteleer más
Pablo Gil
Pablo Gil
13:57 28 Sep 20
Un profesional impecable, agradable, atento, te explica todo con pelos y señales... Me llevó un caso y me pareció increíble. Desde el minuto uno me informó de todo y le estoy muy agradecido por el resultado obtenido. De 10!!!
Siguientes
js_loader

Precio, promesa o recompensa

En tercer lugar se aumenta la pena si se ha cometido el delito por precio, promesa o recompensa.

La razón de ser de este agravante es la gravedad que supone cometer un delito (por ejemplo, homicidio) tan solo por dinero, dejando entrever el poco valor que se otorga a la integridad o vida humana (en el caso del homicidio).

También constituye un agravante el hecho de que se cometa un delito en cuestión por motivos discriminatorios, ya sean racistas, homofóbicos, antisemitas…

Se trata de acabar con toda discriminación, por lo que cometer un delito por tal motivo se considera suficientemente grave como para aumentar la pena impuesta. 

Consulta telefónica

15 minutos
30
20
  • Rápido
  • Cómodo
  • Seguro
  • Pago seguro con tarjeta
OFERTA

Consulta por e-mail

Respuesta en 48 horas
50
  • Consultas por escrito
  • Abogados expertos en al materia
  • Valoramos su caso
  • Le damos nuestra opinión

Ensañamiento

El quinto agravante se refiere al ensañamiento, que se define como el aumento deliberado e inhumano de la víctima.

Se considera retorcido a quien comete un homicidio a base de latigazos (aumentando el dolor de la víctima) en lugar de efectuar un disparo. 

En sexto lugar, el abuso de confianza también conlleva el agravamiento de la pena, ya que de nuevo se considera que la víctima se encuentra en situación de debilidad frente a su agresor.

Un séptimo agravante se aplica a todo el que tenga un cargo público y se aproveche del mismo para perpetrar el delito.

Un ejemplo de ello es el policía que, aprovechándose del cargo que ostenta, detiene de forma ilegal a una persona para secuestrarla.

El secuestro se penará con un agravante, debido a la gravedad del asunto.

Abuso de confianza

Por último, nuestro ordenamiento jurídico trata de acabar con la reincidencia, la vuelta a la delincuencia de quien ha salido de prisión.

Cometer un delito de forma reiterada conlleva un aumento de la pena por el hecho de que es muestra del poco arrepentimiento o aprendizaje que ha supuesto para la persona que lo comete. 

Los agravantes, por tanto, son circunstancias que pueden o no ocurrir durante un delito, y que suponen el aumento de la pena que éste lleve aparejado.

Son circunstancias meramente personales, por lo que (en delitos perpetrados por más de una persona) tan solo se aplica a quien se encuentre en tal circunstancia de gravedad.

Si dos personas atracan un banco peros solo una de ellas lo hace con abuso de confianza (circunstancia agravante genérica) tal agravante no se aplicará a la otra persona. 



Call Now Button