desahucio express desahucio express

El desahucio express en Madrid y alrededores

El desahucio express es un procedimiento muy desagradable, incluso para el propietario, que, en muchas ocasiones a arrendado su vivienda/piso/local a un tercero que por las razones que sean, deja de pagar la renta.

El fin del desahucio es recuperar la posesión de la vivienda por el dueño.

Con la demanda de desahucio express realizamos dos tareas simultáneas, por un lado reclamamos las rentas que se nos deben, y por otra solicitamos el desalojo de nuestra vivienda mediante un proceso civil que transcurre por las normas del procedimiento verbal (mas rápido que el ordinario).

 

Procedimiento de desahucio express

En JR Abogados en menos de 24 horas (una vez tenemos toda la documentación presentamos la demanda de desahucio

Una vez que presentemos la demanda el Juez obligará a su inquilino para que en el plazo de 10 días:

1. Se vaya del inmueble, o bien

2. Entregue en una cuenta del juzgado todas las rentas que le reclama el dueño (esto se llama enervación, y solo lo puede hacer una sola vez.)

Además le indica el día y la hora donde se producirá el lanzamiento (desalojo por la fuerza de la vivienda), o, si bien la fecha de la vista si el inquilino contesta a la demanda oponiéndose al desahucio.

Si el inquilino se opone, se celebra un juicio antes del desalojo donde tendrá que demostrar que se encuentra al corriente de pago. Si no o hace se decretará el desahucio y empezará el proceso para recuperar todo lo que debe (embargos de cuentas, bienes, etc…)

Documentación que necesita JR Abogados:

  1. Una copia del contrato de arrendamiento.
  2. Escrituras del inmueble o nota simple del Registro de la Propiedad..
  3. Justificantes de los meses que no pagó. Si emite recibos, copia de los mismos si no, debe decirnos cómo cobraba la renta (transferencia bancaria, domiciliación, etc.).
  4. También tendrá que ir al notario y hacernos un poder general para pleitos donde aparezca el nombre del abogado y del procurador, aunque este paso lo puede sustituir por un poder en el juzgado (apoderamiento apud acta)..

La nueva ley contempla también que si el inquilino paga lo que debe antes de que acabe el plazo para contestarla, da lugar al pago de las costas, es decir, a todo lo que el dueño desembolsó por los honorarios de abogado y procurador.

El plazo normal para echar a un inquilino de su vivienda va de 4 a 5 meses aproximadamente.